Como si de una relación amor- odio se tratará, Instagram ya ha comenzado a quitar los likes de sus publicaciones. Llevaba un tiempo avisando de ello y ha llegado a Brasil, Japón, Nueva Zelanda, Australia, Italia, Canadá e Irlanda esta decisión. Una medida que me encanta personalmente y que, me parece genial porque estaremos por fin atentos del contenido que estamos viendo y publicando que de los likes.

Ahora publicaremos aquello que a nosotros nos gusta porque no sabremos a quién más le gusta. Guardaremos en la red social momentos y compartiremos con nuestros seguidores los mismos para, de un modo u otro, hacerlos partícipes. Pero, también hay quien no está de acuerdo con esta nueva medida y considera que la red social ha perdido toda su gracia e irá bajando los seguidores.

Instagram está considerada la peor red social hoy en día en relación a la salud mental y el bienestar personal, dicen que de los jóvenes pero yo me permito añadir que también de los no tan jóvenes, según señala el estudio de la Royal Society for Public Health denominado #StatusOfMind.  ¿Por qué? Porque parece que hoy en día se viva completamente obsesionado por los likes, por los me gusta, por ver a cuántas personas llegamos pero, sobre todo, por ver si superamos al del al lado y somos ‘más guays’. Acabamos haciendo fotografías porque se las vemos a los que tienen likes o se les conoce como ‘influencers’ en lugar de hacernos fotografías que guardaremos para el recuerdo porque combinan con nosotros y con nuestra personalidad.

 Es como si todo tuviera que ser validada por los me gusta, por cuántos seguidores tenemos o dejamos de tener en lugar de preocuparnos por el contenido, por la fotografía, por el texto, por todo lo que ese conjunto nos cuenta y nos transmite.

Por supuesto que Instagram hace que llegues a gente desconocida y abarques muchos más horizontes, pero tenemos que saber controlar la importancia. En temas de cuentas corporativas, hay que darse cuenta que lo importante es que te conozcan y te consuman no tener más o menos seguidores; más o menos likes.  Y esto lo que hará es que nos siga más gente porque no tendremos usuarios pasivos, no tendremos cuentas gestionadas por personas que están desanimadas porque sus fotografías no gustan o no obtienen likes, todos seremos iguales para todos, valga la redundancia. Atrás quedó esa competencia, ese narcisismo en preocuparnos por si esta foto gustará más o menos.

Empezaremos, de ahora en adelante, a primar las cuentas por el contenido y su calidad, algo que nos habíamos olvidado por el camino.  El valor de la persona, el valor de la marca. La esencia, lo que nos transmite. Los sentimientos que genera en nosotros mismos.

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies