Hoy en día tener una página web es esencial para cualquier negocio, independientemente de su área de trabajo y su tamaño. En ella podemos saber mucho más de la empresa, quiénes son y qué nos ofrecen, cuáles son sus áreas de trabajo y, sobre todo, cómo nos puedes ayudar.

Las secciones básicas que debe tener una web son:

         -Inicio

         – Servicios: En ella hablaremos de qué hacemos y qué ofrecemos y en qué se caracteriza cada uno

         -Quiénes somos: Es vital hablar de nosotros mismos, de nuestra dedicación y formación, de por qué hacemos lo que hacemos

         -Blog: Es el perfil profesional, donde mostraremos nuestros conocimientos dentro del área de trabajo

No hay que compararla nunca con las redes sociales ni pensar que por tener una de las opciones ya es suficiente porque es un gran error.  

En las redes sociales mostramos nuestro día a día y nuestros proyectos, al mismo tiempo que hablamos de los servicios que ofrecemos pero desde un lado más personal y directo. En ellas, hasta podemos dar consejos para nuestros seguidores y mostrar nuestros productos o servicios.

Lo que sí que es igual en ambos casos es que tienen que estar actualizadas y no ser estáticas. El blog corporativo es de vital importancia en lo que a la comunicación corporativa se refiere y una publicación semanal hará que aumente nuestro feedback. Las redes sociales, al mismo tiempo, deben ser de utilidad y no dejarnos caer en el olvido, por lo que debemos publicar en ella cada semana y, por ejemplo, aprovechar los stories de Instagram para tener mucha presencia y conocer las opiniones de nuestros seguidores.

Categorías: Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies