Ahí es donde se encuentra la gran diferencia y la clave de la comunicación digital. Pensamos que estar activos es publicar y publicar continua y diariamente y, para nada. El algoritmo (y publicaciones que he hecho anteriormente) nos ha cambiado todos los roles y nos ha enseñado que más vale poco con calidad que mucho y agobiar; así de simple.       Estar activo en las redes sociales es comentar a otras cuentas, interactuar con ellas y hacer que exista feedback y, con ello, engagement. Estar activo en las redes sociales es publicar en stories creatividades, encuestas y votaciones. Eso es estar activo que, como podéis ver, nada tiene que ver con publicar diariamente en el muro de nuestras redes sociales.       El algoritmo sí que premia a las cuentas activas, cuanto más entren en la misma e interactúes con otras cuentas, comentes sus publicaciones, respondas sus comentarios y demás. Eso se premia porque eso es actividad. Lo que el algoritmo no premia es que publiques asiduamente o, mejor dicho, diariamente en el muro porque tus publicaciones compiten entre ellas y aunque lo publiques hoy a diversas cuentas que él escoge se lo puede mostrar al día siguiente o a los días. Por eso hay que dejas que las publicaciones circulen en solitario durante unos días por la red social, sin tener que competir con otras de su misma ‘casa’ es ilógico, puesto que ya se compite diariamente por conseguir el like, el comentario, el seguir de muchos usuarios.

Categorías: Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies