El otro día me llegó este email:

¿Qué es eso de hacer webs a 400€?
¿Logos a 200€?
¿Copy de páginas de venta a 300€?
¿Campañas de facebook ads a 150€?

¿Gestión de la comunicación en redes sociales a 70 euros al mes?

¿Tan poco nos valoramos?
A mí con esas tarifas no me salen las cuentas.

Y, sinceramente, creo que tiene toda la razón…  Si estos precios te parecen razonables para un profesional y especialista en estos servicios, mejor que dejes de buscar y, sobre todo, que dejes de leer.

Comenzaré diciendo que cuando buscas a una persona especializada y experta en algo es porque la necesitas, porque requieres de sus conocimientos y su experiencia y, sinceramente, porque consideras que es un profesional y merece tu confianza para dejar tu marca en sus manos.  Pero no estás pagando para que, por ejemplo, publique en tus redes sociales, revise tus textos web o te haga una campaña. Estás invirtiendo en tu marca y tu negocio, en tu comunicación e identidad corporativa porque, ¿sabías que la imagen que generas a través de todos estos detalles es la que va a hacer que confíen o dejen de confiar en ti y consuman tu producto o servicio?

Seguiré diciéndote, que espero que el párrafo anterior haya despertado un mínimo de interés en tu cuerpo y en tu mente y, sobre todo, que recuerdes que confías en personas que han estudiado y se han formado en aquello que quieras contratar, que son profesionales de lo suyo y se van a dedicar a tu marca como si fuera la suya propia y ahora que consigas una visibilidad tremenda.

Voy a acabar diciendo que tenemos que valorar y respetar todos los negocios y todas las áreas de trabajo. ¿Verdad que a ti no te regatean el precio o te dicen que es muy caro? Pues tú debes hacer lo mismo con otras áreas de trabajo porque, si les has pedido presupuesto es porque crees que te pueden ayudar y aportar valor a tu marca y, al mismo tiempo, porque ellos cuando te presentan un precio es porque han estudiado y analizado su formación, su experiencia, sus servicios y todo lo que pueden hacer por ti que, seguro, no será poco.

Así que, justo por ello, recuerda que la experiencia, la formación, los estudios y el trabajo de una persona sí que se debe pagar y sí se debe recompensar.

Categorías: Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies